Skip to content

marzo 4, 2015

 

Orden- Septiembre

Día 13  Miércoles  Leer Gálatas 6:1-10, 16

La ley divina es el proceso por medio del cual es principio divino o Dios se manifiesta.  |El interno espíritu de la ley  es la manera espiritual de vida como la enseñó y vivió Jesús.

La ley divina es ese algo universal en nosotros de que todos estamos conscientes y nos dice cuando estamos actuando bien  y cuando mal. Puede definirse como el innato saber de lo que es bueno y lo que no es, y este saber puede acelerarse. El aceleramiento no viene del estudio de cosas materiales, sino por la concentración de la mente en el Cristo. El hombre no hace la ley; la ley es, y fue establecida para nuestro beneficio antes de que se formara el mundo.

Hay una ley de crecimiento espiritual y mental constantemente activa en la mente, levantando al hombre de la consciencia de los sentidos a la consciencia espiritual. La naturaleza del universo es pureza y bondad. Permaneciendo en la consciencia de Cristo, el hombre se alinea con la ley divina. Se vuelve “la luz  del mundo”.

Hoy encuentro que soy uno con la infinita ley de expansión – uno con el principio de incesante crecimiento y desenvolvimiento  de la perfecta idea de Dios, firmemente fija en lo interno de la creación.

La ley divina no puede romperse. Hace al hombre responsable del resultado de su labor.”La ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús” es la acción de las ideas verdaderas activas en mi mente y my cuerpo.

Afirmo: “Mi casa es puesta en orden y yo avanzo hacia el objetivo de perfección”.

Voluntad

marzo 3, 2015

 

Voluntad

Día 12  Martes Leer Juan 1:1-18

La voluntad es el poder ejecutivo de la mente. Los mandamientos de Jesús enseñan la voluntad del Padre. Los que guardan están por tanto en unión con la voluntad de Dios.

Es posible llegar muy cerca del reino de los cielos haciendo buenas obras y entregando al Espíritu las varias facultades mentales, pero nunca podemos entrar y permanecer en el cielo o la divina armonía, sin entregar todo lo que constituye la personalidad, de que la voluntad es el centro.

Puede decirse que la voluntad es el hombre porque el poder directivo que determina la formación del carácter. Cuando el hombre quiere que se haga la voluntad de Dios, forma el carácter espiritual. El uso de la voluntad regenerada es para el solo propósito del desenvolvimiento espiritual.

Cuando la voluntad del hombre se adhiere a la sabiduría fielmente, y lleva a cabo en su trabajo los planes idealizados con sabiduría fielmente, y lleva a cabo  en su trabajo los planes idealizados con sabiduría, crea en el hombre una consciencia de armonía y paz. El espíritu alienta continuamente en un individuo así la necesaria inspiración y conocimiento para darle comprensión superior.

Traigo la divina voluntad a activar mi consciencia con la comprensión, apropiando sabiduría universal, cuando afirmo: “Hágase no mi voluntad sino la tuya” Lucas 22:42. Dios   es voluntad potencial, informe; el hombre es la voluntad manifestada de Dios. Ahora uno mi voluntad con el principio de la fuerza divina para desenvolver la capacidad ejecutiva superior. De esta manera estoy avivando rápidamente facultades que, bajo la lenta acción de lo mortal, tomarían siglos para desarrollarse.

Afirmo:  La voluntad de Dios es suprema en mi consciencia y soy glorificado en mi comprensión

Comprensión

marzo 1, 2015

https://i0.wp.com/www.tecnicasarcturianas.com/wp-content/uploads/2011/05/Imagen-can-7.jpg

Día 11 lunes Leer Lucas 2:40-52

La comprensión es la habilidad mental de concebir y realizar leyes del pensamiento y la relación de las ideas unas con otras. Es ese algo a través del cual comprendemos a Dios y a nosotros mismos.

La comprensión revela que el amor y la sabiduría deben trabajar juntos; que el poder debe expresarse por medio del amor, y el celo debe ser moderado con la sabiduría.

La comprensión intelectual viene primero en el desenvolvimiento del alma; después sigue una comprensión  más honda del principio, hasta que el hombre entero madura en sabiduría.

Aquellos que están siendo educados en la Verdad por el poder de la palabra, llegarán al punto donde la verdadera luz del espíritu amanecerá sobre ellos y verán con comprensión espiritual y tendrán prueba de la realidad de la Mente de Cristo.

Comprendo que Dios es saber supremo. Aquello que en mi entiende es compresión; sabe y compara con sabiduría. Sus comparaciones no se hacen el  plano de la forma, sino en el de las ideas. La comprensión es aquello en mí que sabe cómo realizar las cosas. Reclamo mi comprensión crística en todo tiempo.

Si lo voluntarioso de lo mortal trata de dominara, suavemente le niego poder y afirmo para alcanzar comprensión espiritual en todo tiempo me sostengo en el Señor para mi absoluta libertad. Dios es el principio Unico; todos somos tan libres de usar a Dios, como somos libres para usar el principio de matemáticas o música. El principio nunca interfiere, pero si ha de aplicarse correctamente, yo debo desarrollar comprensión.

Afirmo: La comprensión divina en mí se une al Espíritu Santo y siempre se qué hacer.

“Guarda una cuaresma verdadera”

-Charles Fillmore-

marzo 1, 2015

Imaginacion

Segundo Domingo

Leer Hechos 10:9-35

La imaginación es la facultad de la mente que imagina y forma. Todo lo que hay manifestado fué primero una imagen mental y traída a manifestación por este poder formador. El hombre acumula una masa de ideas acerca de la sustancia de vida, y les da forma con su imaginación.

Aquellos que buscan la orientación del Espíritu Santo encuentra que su instrucción se da a todos los que creen en Cristo y el mandato es, hacer todas las cosas de acuerdo con el diseño mostrado a Moisés en el Monte como está descrito en Exod. 25:40.

El espíritu de verdad proyecta en la cámara de las imágenes cuadros que, si se comprenden correctamente, serán segura guía para todos lo que creen en la omnipresencia de la mente. La imaginación llevará a efecto cualquier idea o grupo de ideas que el Yo soy refleje en ella, por  tanto las teorías no son confiables. Debe haber evidencia en la obras. Esto se logra por el poder de la acción de la palabra.

Con la imaginación me apodero de esas  ideas perfectas y las visto de sustancia. Mi cuerpo es producto de mi mente. En mi comunicación con Dios, el poder imaginar de mi mente está desempeñando  parte importante. Recibe ideas divinas y refleja sueños y visiones su carácter en la consciencia. De acuerdo con las Escrituras, ésta es la vislumbre de los cielos y el ver a los “ángeles de Dios ascendiendo y descendiendo sobre el Hijo del Hombre”.

Con mi imaginación fija en el espíritu, afirmo: En la quietud y confianza del Espíritu, me veo como Dios me ve, Su perfecta imagen y semejanza.

“Guarda una cuaresma verdadera

-Charles Fillmore-

Poder

febrero 28, 2015

hombre-brazos-abiertos-campo

Día 10, sábado. Leer Lucas 4:21-44

El hombre controla sus pensamientos y sentimientos usando su innato poder. Un aceleramiento de lo alto debe preceder su realización de dominio. “ Recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros”

El hombre es el poder de Dios en acción. El poder de dominar su pensamiento es el don supremo que se ha dado al hombre. Hay una fuerza universal creativa que urge al hombre hacia adelante al reconocimiento del poder creador del pensamiento individual.  La palabra Jehová (Cristo) está cargada de poder espiritual por encima y más allá de ninguna otra palabra en el lenguaje humano.

El centro del poder en la garganta es la puerta abierta entre los mundos de vibración informes y formados pertenecientes a la vibración del sonido. Cuando la voz se ha unido con la vida del alma, toma una dulzura y profundidad que sentimos y recordamos.

Pero más dulce y profunda todavía es la voz del que se ha unido al Espíritu y puede decir con Jesús: “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”.

Cultivo una actitud mental amable hacia todos y mi voz es rica, cálida, melodiosa. Cuando oro y realizo dominio espiritual, me siento vital y enérgico, y mi voz es fuerte, vibrante y brillante. Por medio de estas vibraciones siento el poder de unidad  con mi más  alto ser con más rapidez  que de ninguna otra manera. “Todo poder se me ha dado en el cielo (mente) y la tierra  (cuerpo).” Mateo 28:18.

En su nombre afirmo: “Todas las cuestiones de mi vida son avivadas a la acción por el poder acelerador de Cristo y tengo dominio sobre mis pensamientos y mis sentimientos.

“Guarda una cuaresma verdadera

-Charles Fillmore-

El amor

febrero 27, 2015

xuniverso-amoroso-51661163aefd9.jpg.pagespeed.ic.cJ0k69w7zaeqLx4UJ4dH

Día 9, viernes. Leer Juan 4:7-21

El amor en la Mente Divina es la idea de unidad universal. En expresión, es el poder que une y ata juntos el universo y todo lo que contiene. El amor es un poder armonizador y constructivo. Cuando se activa en la consciencia, conserva la sustancia y reconstruye, reedifica y restaura al hombre y su mundo.

Cuando hago una perfecta unión entre mi mente amorosa y la amorosa mente del Padre, realizo una bondad perdurable  y un gozo más allá de toda expresión. El punto de contacto de querer y buscar por mi parte. “Busca, y encontrarás; toca y se te abrirá.”

El amor es aquel poder inmenso, aquella divina cualidad de Dios que se está expresando a trav´pes de toda la humanidad, y no puede ser suprimido por ninguna fuerza externa. Declaro firmemente que se expresa a través de mí y que los alrededores ni ninguna condición externa pueden impedirlo. Cualquiera condición de desamor en el mundo, no es una barrera  para ejercer mi amor: de hecho es un incentivo.

No temo verter mi amor en todos los llamados males del mundo. Niego la apariencia del mal y afirmo la omnipotencia del amor y la bondad.

La palabra amor vence el odio, la resistencia, la oposición, la obstinación, la cólera, los celos,  y todos los estados de error donde hay fricción mental o física. Cuando el amor divino entra en los procesos del pensamiento, cada célula de mi cuerpo es equilibrada y balanceada en el espacio, en correcto orden matemático en cuanto a peso y relativa distancia.

En quietud y confianza afirmo: “Dios en Su amor, me llena de nueva vida. En su nombre yo soy purificado, fortalecido y sanado.

Sabiduría

febrero 26, 2015

camino-al-amanecer

Día 8, jueves. Leer Mateo 7:1-12

La sabiduría es del Espíritu. Uno puede tener relámpagos de comprensión en cualquier momento, pero la clara luz del Supremo brilla firmemente sobre nosotros cuando nos volvemos obedientes y receptivos a Sus amonestaciones. Jesús siempre escuchaba la “interna voz” y era obediente a ella en su apacible y modesto trabajo entre la clase más humilde de hombre.

El discernimiento espiritual siempre pone la sabiduría sobre las otras facultades de la mente. Es puro saber y viene cuando encendemos la luz interna. “La sabiduría que viene de lo alto es primero pura; después sosegada.” Santiago 3.17.

Esto significa que acaso encuentre mis normas de rectitud o error pasando por rápidos cambios, pero si me sostengo firmemente en el Señor como mi guía supremo, seré guiado a toda rectitud.

Cuando insisto en esta facultad sabedora de todo dentro de mí, me vuelvo consciente de la irradiación de Cristo encendiendo  mi mente y todo mi ser se ilumina. Mis pensamientos se aceleran por medio de la relación consciente con el Espíritu. Soy inundado por nueva vida que levanta mi organismo sobre las corrientes desintegradoras de pensamiento de la tierra y así, no sólo estoy redimiendo mi mente, sino salvando la carne de la corrupción.

La comprensión espiritual revela que la resurrección del cuerpo de la muerte no ha de confinarse a Jesús, sino a todos los hombres que comprenden la verdad y la aplican como Jesús la aplicó.

Comprendiendo que estoy despertando a la realidad de mi más alto ser, afirmo: “Cristo en mí es mi gloria. El brillo de su presencia borra toda oscuridad y estoy lleno de vida y luz”.

“Guarda una cuaresma verdadera –

-Charles Fillmore-

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.081 seguidores