Skip to content

El amor divino trabaja a través de ti

agosto 20, 2017

 El amor divino trabaja a través de ti para el mundo entero conozca mejor a Dios, para que Dios, el bien supremo, se manifieste en tu vida y tus asuntos. Por el medio de ti y tu vida, el plan divino se lleva a cabo.

En el corazón de Dios hay siempre una bendición infinita para ti. Dios te ama con amor eterno. Dios respalda cada pensamiento de amor que entra a tu mente, cada sentimiento de amor que emociona tu corazón, y todo acto de bondad que se realiza en tu vida, hogar, trabajo o mundo.
El amor divino activo en ti bendice todo el mundo y todas las cosas. El amor divino que trabaja a través de ti sana y prospera, ajusta toda inarmonía, rechaza todo temor, estableciendo libertad, felicidad buena voluntad y paz.

Dejando que el amor divino obre libremente a través de ti, podrás probar con gran gozo su maravilloso poder. No Importa lo que la situación exija, la aflicción o el gozo, puede llamar a una manifestación el mayor bien de Dios bendiciendo la situación y sabiendo, lleno de fe y gozo, que el amor divino a través de mi bendice”

Ponlo a prueba y veras con sorpresa que durante el día tiene muchas oportunidades para decir: El amor divino a través de mi te  bendice. Cuando te levantas por la mañana, deja tu primer pensamiento sea: El amor divino a través de mi te bendice. Te deleitarás en ver aumentar el bien por todas partes, te deleitarás  con el gozo que verdaderamente alegra  el corazón.

Cuando te levantes por la mañana  deja que tu primer pensamiento sea: El amor divino a través de mí bendice este día. Repite estas palabras mientras te vistes y preparas para tu labor cotidiana. Da gracias por el poder  de Dios que está dentro de ti y hace posible que puedas bendecir tu nuevo día con el amor divino el amor que sana que armoniza cada sentimiento, que ilumina cada pensamiento, que inspira servicio  perfecto y que trae una manifestación de  bien sin límite.

Durante el día, no importa lo que pueda  interrumpir tus planes, bien sea  el timbre del teléfono, el llanto de un bebé, la visita de un vecino, o cualquiera de las muchas cosas que surgen, puedes afrontar cada situación con calma y con verdadero espíritu  de cooperación, a medida que mantienes este pensamiento presente: El amor divino a través de mi te bendice.

Como un mensajero que viene directo del corazón de Dios, tu bendición de amor ira delante de ti para hacer tu camino fácil, gozoso y triunfante.

 El amor divino activo en ti nunca deja de traer el buen propósito de Dios para bendecir. El amor divino nunca falla. Es tuyo para que lo disfrute, use y compartas. Únicamente usándolo en los pequeños detalles de tu vida, al igual que en el grandes  oportunidades o las situaciones que puedan el surgir, es que verdaderamente puede saber lo que el amor puede hacer por otros.

Misivas de amor, aliento y seguridad pueden traer alegría a corazones desalentados, gozo a los que se han creído olvidados, felicidad a amigos y seres queridos. La práctica de enviar las tarjetas en señal de amor y amistad puede volverse una verdadera oportunidad para bendecir. Piensa lo que significaría si cada carta que se echa a la dirección de correo no acompañado por la bendición: El amor divino a través de mi bendice.

Esta bendición puede aplicarse también a la correspondencia que recibimos. Hasta las cuentas que debes pagar pueden ser recibidas con gozo una medida que las bendices con este pensamiento de amor divino, que nunca falla cuando lo dejas trabajar libremente a través de ti en todo lo que piensas, sientes, dices y haces, que nos libra de deudas al igual que cura cualquier enfermedad, perdona todo error, establece comprensión y nos prospera.

 Bendice el dinero que recibe y usas con estas palabras: El amor divino a través de mi bendice y multiplica este dinero. El amor es la base sobre la cual el descanse todas las obras del padre, la base sobre el reino del Cristo Se establece, el reino del amor divino, de la armonía,  perfección y paz.

El amor divino es el principio fundamental, la inspiración, la base de la filosofía de Unity. El amor que llega hasta ti por medio de nuestras oraciones constantes y que bendice en el nombre de Jesucristo. “El amor divino a través de mi te bendice.” Estas palabras expresan, como ningunas otras, el sentimiento sincero que cada miembro de  Unity  tiene en su corazón para ti.

Terapia espiritual del alma

agosto 9, 2017

 Te alabo y bendigo por mi consciencia de salud y perfección a través de Cristo.

Con todos los Tuyos alabo y bendigo Tu Espíritu de abundancia manifestado ahora en todas partes.

 EL PSICOANALISIS se está volviendo más popular cada día porque mide la capacidad del alma. Todos estamos interesados en nuestra alma y cómo salvarla. Los que siguen a Jesús van más lejos en la terapia del alma que el psicoanalista común; ellos incorporan el Espíritu con el alma y lo hacen la fuente básica y el sostenedor del alma y el cuerpo. “Es el espíritu el que acelera.”

Hacemos nuestra alma de los pensamientos y palabras que alimentamos. En consecuencia, debemos ser muy cuidadosos al elegir nuestras palabras porque ellas son el medio por el cual llevamos el Espíritu al carácter y su estructura. Así, en lugar de psicoanálisis, digamos que tenemos psicoanálisis del Espíritu.

Toda palabra tiene su raíz en una idea ya sea reflejada de adentro o no. Cuando queremos aprobar, ensalzar, aplaudir o recomendar, alabamos y bendecimos. Palabras de esta clase y las actitudes mentales que fijan, estimulan, avivan, giran en acción y finalmente establecen en el carácter los ideales de que son vehículo. Así, recordemos que usamos las palabras como instrumentos de las ideas y que es la idea lo que estamos tratando de agrandar y establecer con nuestras palabras de alabanza y bendición.

Por tanto, alabar y “bendecir son palabras usadas con liberalidad por aquéllos que aman los valores espirituales, porque esas palabras están fuertemente cargadas con la capacidad de expresar la Mente creadora. En sí mismas las palabras “alabar” y “bendecir” son potentes para bien porque están asociadas con ideas que elogian el bien. Esas palabras no se encuentran en el vocabulario del pesimista y del ateo. En varias fuentes nos informamos que los hombres de ciencia están experimentando con instrumentos como el detector de mentiras, que registran emociones mentales. Estos instrumentos miden la fuerza del miedo y el valor, el sufrimiento y el gozo; de hecho cada emoción y actitud mental está siendo observada por la ciencia y no pasará mucho tiempo antes de que podamos producir gráficas del poder de cada pensamiento según se registra en las células nerviosas y cerebrales del cuerpo. Cuando estos probadores del cerebro demuestren definitivamente que ciertas emociones no sólo estimulan sino agrandan permanentemente áreas del cerebro, el cultivo de estados mentales constructivos se volverá parte de nuestro plan de estudios común en las escuelas.

 Los metafísicos encuentran que las palabras que expresan gracias, gratitud y alabanza liberan latentes energías de mente y espíritu y los efectos de su uso siguen con tanta rapidez, que casi pueden identificarse con las palabras que los originaron. Deja que tus palabras de alabanza y bendición sean dirigidas al Espíritu y el aumento será aún mayor que lo que ha sido cuando se dirigen al hombre. Los recursos del Espíritu están más allá de nuestros supremos vuelos de la imaginación. Tú puedes alabar un cuerpo débil hasta volverse fuerte; un corazón temeroso hasta que alcance paz y confianza; nervios destrozados hasta el aplomo y poder; un negocio decadente hasta la prosperidad y el éxito; la carencia e insuficiencia hasta la provisión y el sostenimiento.

Los pensamientos de curación y prosperidad o son guía para los que están tratando de demostrar el poder de las palabras para regular la salud y las finanzas. Si necesitas salud, usa la declaración como está impresa poniendo énfasis especial en las palabras “fuerza” y “poder”. Al usar estas palabras dadoras de salud, dirige tu atención al Espíritu como si fuera una presencia interpenetrante y lo es. Trata de sentir la avivadora espiritual armonía y salud que serán manifestadas en seguida o más tarde según tu actitud hacia el elemento tiempo. Si te unes en pensamiento con Silent Unity, el ministerio de oración de la Escuela Unity de Cristianismo, recibirás un poderoso levantamiento. Al demostrar prosperidad debes alabar y bendecir aun las menores evidencias de mejora miento en las finanzas.

Recuerda lo que dijo Jesús sobre tu actitud mental en las demostraciones espirituales “Y cuales quiera cosas que pidáis en oración, creyendo, las recibiréis lo cual puede decirse así: “Orad creyendo que habéis recibido y recibiréis”

“Enséñamos a Orar”

Charles Fillmore – Cora Fillmore

DIOS NO CAUSA SUFRIMIENTO

agosto 7, 2017


Muchas personas nos enseñan que es “la voluntad de Dios” que suframos. Esta idea es tan fuerte que, cuando estamos enfermos, quizás dudemos aun nuestro derecho de sanar. O quizás creamos que Dios quiere que estemos enfermos para que Él pueda enseñarnos una lección de compasión y empatía. Pero ¡esto no es la verdad de nuestro Padre celestial! Dios tiene compasión y está lleno de amor. Él no tiene que enseñarnos una lección de compasión y empatía por medio del sufrimiento. Sin embargo, porque no hemos entendido apropiada mente “la voluntad de nuestro Padre”, nos hemos condenado nosotros mismos a una vida de pobreza, enfermedad, soledad y sufrimiento.

Cuando nuestros niños están enfermos, ¿no hacemos todo en nuestro poder para que sanen? Estoy seguro de que no causaríamos sufrimiento a nuestros hijos para enseñarles una lección. Queremos que nuestros niños aprendan a ser sensibles y tener empatía. Pero no queremos que ellos estén enfermos para aprender esta lección. Si nosotros quienes nos equivocamos sabemos dar regalos apropiados a nuestros niños, ¡cuánto más puede hacer tales cosas nuestro Padre celestial! Por cierto, nuestro Padre no nos envía la enfermedad para enseñarnos una lección. Traemos infortunio a nuestras propias cabezas sin la ayuda de Dios. Esperanzadamente, con todo, cuando nuestro sufrimiento nos lastima en extremo, despertaremos al error de nuestra manera de vivir y cambiaremos el estilo de vida que nos ha traído las dificultades. Dios no inflige ninguna maldad sobre la gente. Por ejemplo, causamos las enfermedades cuando rompemos  las leyes de salud natural. Somos frecuentemente insensibles a nuestras necesidades de salud cuando albergamos odio, resentimiento y amargura. Estas cosas se manifiestan en nuestros cuerpos como diversas enfermedades. También, estas enfermedades son creadas por un mal ambiente y ciertos modelos culturales. Digo estas cosas solamente para revelar que no es Dios quien engendra estas maldades. Hemos creado estos problemas trabajando contra nuestro propio bien o por premeditación. Las enfermedades no se originan en Dios. Cuando nos damos cuenta de que Dios es por nosotros, ¿entonces, quién o qué puede estar contra nosotros? Se escribe: “Qué, pues, diremos acerca de estas cosas? ¿Si Dios es por nosotros, quién puede estar contra nosotros?”

“La antigua oración aramea de Jesús” – Rocco A. Errico.

No magia sino ley

agosto 4, 2017

Resultado de imagen para ayuda espiritual

 

Me veo como Dios me ve, fuerte, robusto y saludable.

El Espíritu de industria, energía y honradez ahora me mueve a la acción y soy verdaderamente próspero.

HAY una idea bastante prevaleciente en la mente del público, de que enseñamos un sistema de pensamiento y juego de palabras; que cualquiera puede tener todo meramente repitiendo una y otra vez ciertas palabras mágicas. Es cierto que las palabras tienen magia y con mucha frecuencia el resultado de las imágenes mentales evocadas por ellas es tan asombroso que sugiere a Aladino y su lámpara. No obstante la comprensión de toda la filosofía revela una bien equilibrada serie de principios que la fundamentan. Por determinación uno puede proyectar una idea aislada y obtener resultados sin someterse a las aceptadas leyes de relaciones humanas. Nadie puede usar el poder dinámico del pensamiento y la palabra de maneras desequilibradas sin sufrir indeseables reacciones. Para evitar esto mantenemos ante nuestro ojo mental la existencia dominante de un orden y ley divino a los cuales hemos de ajustarnos si queremos lograr éxito perdurable. Jesús enseñó que Él era el ejecutor de un principio espiritual que era la fuente, el poder y la sabiduría de todo lo que hizo. Urgió a Sus seguidores a buscar el mismo interno poder. “Buscad y encontraréis; tocad y se os abrirá.”

 Nosotros los que estamos esforzándonos para adquirir la comprensión de la ley divina y aplicarla a nuestra vida como Jesús hizo a la Suya, debemos fijar la misma íntima relación con el Padre que El hizo. “Porque el Padre ama al Hijo y le muestra todas las cosas que él mismo hace.” Todos somos la descendencia de Dios y llegamos a esa filiación cuando conocemos Su mente.

En el principio de nuestra existencia como libres entidades pensantes, teníamos cierta consciencia de la Mente-Padre, pero el continuado pensar en nosotros mismos como independientes de esa Mente, ha formado un golfo de separación. Somos hijos en el lejano país de la vida sensorial. Aquellos de nosotros que hemos empezado a ver cuán pobre y desnuda es esta vida material, hemos vuelto el rostro a la casa del Padre y estamos viajan do mentalmente hacia ella. No es cuestión de localidad geográfica, sino de reconocimiento mental.

 “El reino de Dios está dentro de ti”, dijo Jesús. La busca de Dios dentro de nosotros cambia nuestro entero punto de vista mental. Nos encontramos en la presencia misma de la Mente creadora y tratando de cooperar con esta Mente; inspiración espiritual y somos guiados aun en los más pequeños detalles de la vida.

 En las primeras etapas de nuestro despertamiento espiritual, nos damos cuenta de nuestra dependencia de Dios en todo lo que somos y nuestra actitud es la del niño humilde y obediente. Entonces surge gradualmente la consciencia de nuestra filiación, la consciencia de que Dios es la Mente-Padre y nosotros heredamos todas las ideas que constituyen esta Mente. Si heredamos estas ideas creadoras, es lógico que debamos usarlas. Aquí es donde, como explicó Jesús, el hijo se vuelve cooperador del Padre en la creación. “Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, de la misma manera le dio al Hijo vida en sí mismo y le dio autoridad  para ejecutar juicio porque es hijo del hombre.” La declaración de que Jesús era el exclusivo y único Hijo de Dios es refutada aquí “porque él es hijo del hombre.” Por derecho divino el hombre es el poder ejecutivo de la Mente de Dios y nunca cumplirá la ley de su ser, antes de entrar en la comprensión de su dominio y autoridad en los reinos de la mente y la materia.

 Así vemos que estamos autorizados para afirmar nuestra unidad con Dios y esperar que aparezcan los atributos del hombre perfecto. “No juzguéis de acuerdo con la apariencia. ‘‘ En la presencia misma de apariencias adversas entra en la Mente de Dios El fuerte, robusto, saludable. mírate como te ve: fuerte, robusto, saludable “No os maravilléis de esto porque la hora se acerca en que todos los que están en la tumba oirán su voz y se levantarán”. Todos los que creen en la inevitable conquista de la muerte, están ya en tumbas mentales, pero cuando comprenden que Jesús salió de la tumba y dijo: “Seguidme” son levantados a los cielos de la vida eterna. No temas caminar todo el camino con Jesús.

 Cuando el hijo pródigo volvió, el padre corrió a alcanzarlo, ordenó que se le vistiera con la mejor vestidura: sandalias para sus pies, anillo para sus manos y proveyó una fiesta alegre. Esta es la parábola de la prosperidad que sigue cuando el hombre vuelve a la consciencia de Dios como su recurso. En el mundo de los asuntos, la industria energía y honradez se esperan de aquellos que quieren tener éxito Estas cualidades tienen una divina fuente y pueden avivarse y expresar intensa energía uniéndolas a la dinámica mente de Dios. “Decretarás también una cosa y será establecida para ti.

“Enséñanos a orar”   

Charles Fillmore – Cora Fillmore

DECLARALO BUENO

julio 22, 2017


https://i2.wp.com/vysotansk.ru/images/image_2.jpg

A toda persona se le ha dado un extraordinario poder, un poder que cada uno usa, con ignorancia o con prudencia, de manera destructiva o constructiva. Usado con ignorancia, este poder nos trae a nuestras vidas toda clase de aflicciones, pobreza e infelicidad. Usado con prudencia este poder nos transforma espiritual, mental y físicamente y trae a nuestras vidas más salud, mayores éxitos y más felicidad. Este extraordinario poder, un arma que esgrimimos todos los días, es el poder de  decretar, el poder de nombrar o determinar la naturaleza o el carácter de nuestro medio ambiente, de nuestra experiencia y de nuestras vidas.

Esta poderosa herramienta, el poder de determinación se nos enseñó en la notable historia de la creación, que se encuentra en los dos primeros capítulos del Génesis. A medida que tú lees éste maravilloso relato, te darás cuenta de que el hombre (eso quiere decir tu y yo) no fue creado para ser esclavo de las circunstancias, la víctima de sus condiciones ambientales, o una marioneta llevada de aquí para allá por poderes fuera de control. En lugar de eso, encontramos que el hombre ha sido colocado en el pináculo de la creación, que lejos de ser lo más bajo del universo, él es por los poderes que le dio el Creador, la autoridad suprema, designada por Dios para regir la tierra y a todas las criaturas que hay en él. El hombre ha sido dotado de los poderes mismos del Creador, porque Él dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza y que tenga dominio sobre todo los seres.” El hombre es el instrumento a través del cual se manifiesta el amor, la vida y el poder del Espíritu Santo. Dios colocó al hombre en un universo obediente que le responde (incluyendo su cuerpo, sus asuntos y su medio ambiente que debe llevar a cabo todas las órdenes de esta suprema autoridad.

El poder de decretar que tiene el hombre, el dominio que Dios le dio es irrevocable. Aunque la naturaleza del universo es buena, aparece como buena al hombre sólo en la medida en que él determina que así sea. De acuerdo a la Biblia, mientras el hombre permaneció obediente al Creador, mientras tuvo un pensamiento positivo y sus decretos estuvieron de acuerdo con el Espíritu del bien, que es la tela misma de la creación, vivió en un universo donde todo era bueno, el “Jardín del Edén.” Pero el hombre “cayó” y comió del árbol del conocimiento del bien y del mal.” Escogió basar su pensamiento en el uso de sus poderes tanto en el bien como en el mal, que como agente libre podía escoger, e inmediatamente encontró sudor y cardos mezclados con su pan de cada día Desde el momento de la “caída” el hombre ha estado ocupado, determinando que su mundo es bueno o malo y sus experiencias han estado de acuerdo con sus determinaciones. Esto nos muestra una manera sorprendente que tan obediente es el mundo hasta dónde se extiende la autoridad y el dominio completo que el hombre tiene sobre él. A través de los tiempos las personas inteligentes han discernido la relación entre la esclavitud del hombre respecto de las condiciones adversas y sus propias determinaciones. Jesús por ejemplo, nos dijo: “No juzguéis por las apariencias, sino juzgad con recto juicio” “porque con la vara que midas serás medido.” Jesús se dio cuenta de la docilidad de los elementos y poderes del universo a las determinaciones del hombre. Sabía que si los veredictos del hombre se basaban en algo menos que el conocimiento de que el universo es siempre bueno, estaba, en efecto, echando encima la carga de la apariencia mala de manera más firme.

ENSANCHADORES MENTALES PARA DECLARAR QUE LAS COSAS SON BUENAS

Mi propósito es dejar que el poder de Dios actúe en toda situación de la cual formo parte, declarando que es bueno.

 Mi mente es el instrumento de la inteligencia infinita y declaro que es buena. Mi corazón es el órgano a través del cual circula el amor infinito y lo declaro bueno.

 Mi cuerpo es el templo del Dios Viviente, y lo declaro bueno.

 Mi trabajo le concierne al Padre Celestial y lo declaro bueno.

 Libero mi mente consciente para que piense y actúe bien, declarando que es buena.

 Libero mi mente subconsciente de toda clase de hábitos y esclavitudes y la declaro buena.

Declaro que mi mundo y todo lo que hay en él es bueno y confiadamente espero que sucedan cosas grandes y maravillosas en él Mi primera reacción con respecto a todo acontecimiento es declarar que es bueno.

 Este es el mundo de Dios, y estoy de acuerdo con veredicto de que es bueno.

Viviendo con propósito.

J.Sig Paulson

 

Libre

julio 20, 2017

Atrapando la gratitud

julio 16, 2017

vida transformada

“Practica la gratitud diariamente y tu vida cambiará en modos que nunca imaginarías.”

 

La gratitud, al igual que la ley de atracción, es una de las  fuerzas más poderosas en el universo. Cuando sentimos gratitud, sentimos amor, gozo, aprecio, humildad y paz.

También atraemos aún más experiencias en nuestras vidas por las cuales sentir agradecimiento.

Mucha gente cree que Dios nos envía constantemente abundantes bendiciones, pero en verdad, Dios es la abundancia. Cuando pedimos algo, sencillamente extraemos parte de la abundancia de Dios. Nuestro trabajo no es manifestar abundancia, sino demostrarla,por medio de lacomprensión de que Dios esla abundancia que buscamos.

La gratitud atrae mayor abundancia y tiene efectos maravillosos en nosotros. Cuando estoy agradecida, me siento liviana, puedo vivir el presente. Me olvido de las cosas pequeñas por las que me preocupo, aun de las grandes. Me siento en paz, no pienso en mí misma, sino que pongo mi atención en lo que pasa fuera de mí. Veo lo que me rodea.

Puedo sentarme tranquilamente y observar la naturaleza. Puedo observar las aves y las flores. Ellas llaman mi atención, y agradezco que puedo verlas. Mi gratitud me trae aún más paz y conciencia, y todo sigue progresando a ese ritmo. Mi corazón se abre. Me siento feliz y llena de gozo. Veo el cielo y las nubes y veo que cambian. Sentada a la orilla del océano veo los botes de vela y las aves que se zambullen para pescar comida. El mundo parece etéreo. Soy una con Dios y todo está bien.

La gratitud me pone en contacto consciente con Dios. Cuando siento agradecimiento, la química de mi cuerpo cambia. Aprecio mi vida y toda la gente en ella. Agradezco mi amistad con gente muy cercana a mí que me apoya, mis tiernos lazos de amor con mis nietas y mi trato con mis amigos y colegas. En este mismo momento, mi corazón canta. Cuando sentimos gratitud, nuestros rostros brillan y nuestros ojos se iluminan.

Otros se sienten atraídos a nosotros. Cuando sentimos gratitud, vemos a Dios en todo y en todos. Somos más amables, más gentiles y compasivos. Encontramos las palabras correctas que decir para ayudar a otros.

Cuando estamos agradecidos, creamos un espacio ontológico en el que nos sentimos seguros, un espacio lleno de gracia, paz, amor y gozo. La gente confía en nosotros, la gente disfruta estando a nuestro alrededor. Por ende, atraemos más seguridad, más belleza, más amor y más diversión. Establecemos conexiones espirituales maravillosas con la gente porque podemos presenciar la esencia de Dios en ellos.

Cuando estamos agradecidos, estamos presentes en todo en nuestras vidas. Estamos agradecidos por todo porque vemos a Dios en todo.

Frecuentemente consideramos la gratitud como elresultado   de algo. Si alguien hace algo bueno por nosotros, sentimos gratitud. Eso es gratitudpasiva. Yo abogo por la gratitud activa. La gratitud consciente. La gratitud activa es un modo de vivir, un modo de ser. Cuando escogemos la gratitud activa, escogemos cambiar nuestra energía. Estamos usando la ley de atracción para atraer más amor, mejor salud y más abundancia. Estamos cocreando nuestra vida con Dios.

Un modo de sentir más gratitud es por medio de la oración. Pídele a Dios que te muestre cómo confiar. Pídele a Dios que  te muestre cómo crear una relación personal afectuosa con un poder mayor que tú. Ora para que tu relación personal con  Dios te conforte, te bendiga y sustente. Deja que Dios te ame  y te bendiga. Permítete a ti mismo estar consciente de tu bien.

Cuando estamos conscientes de nuestro bien, nuestra gratitud comienza a escalar.

Según comienzas a practicar la gratitud, serás guiado al  próximo paso lógico. El cofundador de Unity Charles Fillmore  decía: “Ora y mueve tus pies”. Si no tomamos la acción que  hemos sido guiados a tomar, no hacemos nada sino pensar  en magia. Nada sucede en la vida hasta que hacemos un compromiso. Infunde tu mente con tu visión.

Comprométete a ver tus bendiciones y siente gratitud por ellas. Un modo de fomentar el poder de la gratitud es mantener un diario de gratitud. Antes de irte a dormir cada noche, anota 10 cosas por las cuales estás agradecido. Ellas pueden ser tan  sencillas como “Me desperté”. Damos por sentado muchas  cosas hoy día. Este ejercicio nos ayuda a recordar cuán  verdaderamente hermoso es el mundo y cómo Dios obra en nuestras vidas cada día.

Muchos de nosotros ponemos más atención al 10 por ciento de las cosas que nos hace infelices, en lugar de ver el 90 por ciento de las cosas por las cuales debemos estar agradecidos. Trata de reversar eso. De las cosas por las cuales sientesagradecimiento haz un a lista de 10 de ellas con los siguientes encabezamientos: salud, posesiones materiales, relaciones personales, crecimiento espiritual y personal y expresión creativa. Concentrándote en estos aspectos, invocas la ley de atracción y comienzas a atraer aún más bien.Luego mira el lado tu vida que incluye las áreas de los problemas, las cosas que deseas cambiar. Anótalas, peroen lugar de verlas como problemas, mira las bendiciones en ellas. Si no puedes ver el bien, entonces pídelo, o si esnecesario,exige ver la bendición. Esto es lo que Jacobo hizocuando luchó con el ángel de Dios. Él no soltó al ángel hasta ser bendecido. Puedes hacer lo mismo. Segúncomienzas a ver la bendición en cada una de tus áreas de “problemas”, anota la bendición. Te sorprenderás de cuántas encontrarás.

Para escribir un diario con esas anotaciones, recomiendo que uses un lápiz y tres hojas. Siéntate en un lugar tranquilo y acude a tu interior. Pon música suave si así lo deseas. Cuando estés listo, comienza a escribir las cosas por las cuales sientes agradecimiento y cómo te sientes al escribirlas. No dejes de escribir hasta que  hayas llenado las tres páginas. Cuando hayas terminado, sentirás el poder de la gratitud.

Practica la gratitud diariamentey tu vida cambiará en modos que nunca imaginarías.

¡Descubre la hermosa vida que ya tienes, aquí mismo, ahora mismo.

Rev. Ruth Wallace, de Secretos sagrados