Skip to content

Cómo controlar tu vida

mayo 26, 2015


dificultades

Reacción = Semilla

Afortunadamente, una vez que los sucesos llegan a nuestras vidas, tenemos dominio absoluto sobre nuestras reacciones hacia ellos. Cuán importante es que  comprendamos esto. Creamos nuestro mundo constantemente a través de cómo lo enfrentamos. Cada acción o reacción es otro pensamiento. Cada acción o reacción es la semilla de una circunstancia en el futuro. No obstante, no creas que tienes que invertir mucho tiempo o energía en descifrar los pensamientos y sentimientos que causaron circunstancias especificas en tu vida. Si estás perdido y te detienes en una gasolinera para pedir direcciones, no tienes que saber cómo llegaste a la gasolinera. Todo lo que tienes que saber es cómo salir de donde estás al lugar donde deseas ir.

Si hay circunstancias en tu vida que necesitan una nueva dirección, ten presente que creas tu mañana con los pensamientos y emociones de hoy, y sigue adelante en el momento actual.

La combinación ganadora

El segundo punto que queremos establecer es esencial. Has notado seguramente que, conjuntamente con los pensamientos y las ideas, nos hemos referido a las emociones y los sentimientos como generadores de la acción mental.

Tus pensamientos y emociones constituyen tu mente (o alma), y los sentimientos son fuertes dictadores. De hecho, cuando opones un sentimiento poderoso contra un pensamiento, el sentimiento ganará ciento por ciento del tiempo. (La gente que sale corriendo de un edificio en llamas no se ha detenido a pensar. Ella actúa  estrictamente de una emoción, en este caso, temor. Somos impulsados por nuestras emociones. Ni tan siquiera nos levantamos de una silla y cruzamos una habitación a menos que nuestras emociones nos impulsen. Si “no tenemos ganas de hacer algo”, no lo haremos.

Mas acompaña una emoción con el pensamiento de cruzar la habitación y allá vamos. Podría ser la emoción de temor de que nuestro niño tocara un enchufe eléctrico, o la emoción de amor que impulsa a levantarte de la silla y abrazar a un amigo. El pensamiento de levantarnos de la silla y cruzar la habitación no es suficiente. Éste debe ser acompañado de una emoción.

No obstante, las emociones son realmente pensamientos, una mezcla compleja de percepciones sensoriales y juicios que han formado normas poderosas. En cierto sentido, ellas son pensamientos a los que se les ha dado el poder de hormonas, pensamientos que han llegado a una gran cantidad crítica y han sido transmutados a un nivel que nos incita a la acción. No como los pensamientos. las emociones tienen lugar completamente en el inconsciente.

Teniendo eso en cuenta, puedes apreciar la potencialidad de la combinación de pensamiento y emoción. A menudo nuestros pensamientos dicen una cosa y nuestros sentimientos otra. “Sí, sé que la oración puede ayudar, pero es inútil. No seré sanado nunca”. El pensamiento va en una dirección: la emoción va en la dirección opuesta.

Sin embargo, cuando un pensamiento y un sentimiento se sincronizan y ambos van en la misma dirección,  manejas el instrumento más poderoso que posees. El lleva inexorablemente a la acción que transforma la vida. “La oración salvó la vida de José, y sé que yo también puedo hacerlo”. Esa es la clase de poder que Jesús tenía en mente cuando declaró “como creíste, te sea hecho”.

La mente humana, con sus pensamientos y sentimientos, es la obra más poderosa y maravillosa en toda la creación. Cuando la vinculamos a la Mente de Dios, su habilidad no tiene limites para cambiar el mundo, tu mundo personal.

A medida que viajamos más lejos, nos encontraremos con descubrimientos que iluminarán más el proceso de cambiar nuestros pensamientos y sentimientos. Por ahora, según empezamos esta aventura, trae contigo la convicción de “cual es su pensamiento en su corazón, tal es él”.  Añade esto también: los pensamientos que sostenemos en la mente producen según su género.

Aquí lo tenemos en pocas palabras: los semejantes se a traen. Esto ha sido así siempre, y siempre lo será; es una ley universal inquebrantable —es la ley de acción mental.

por Mary-Alice y Richard Jafolla

En nuestros genes

mayo 13, 2015

https://i2.wp.com/www.cybercenter.cl/resources/upload/noticia/07672d33eb8d331919b8ad3177701bae.jpg

¿Ojos marrones o azules? ¿Cabello rizado o liso? ¿Piel blanca o negra? El ADN en cada célula contiene el patrón de aquello en lo que nos convertiremos. Este código genético determina las características físicas de nuestros cuerpos y nos hace verdaderamente únicos.

Todos los seres vivos tienen un patrón. Una semilla de manzana contiene las instrucciones necesarias para crear ¡un árbol de manzana! Incluso, una simple ameba sigue un patrón preestablecido. Una inteligencia universal la ha diseñado y sabe cómo hacer que se manifieste. ¡Ahora pensemos en los cientos de billones de células que nos forman! Qué misterios y conocimientos están contenidos en nosotros —cada uno de nosotros se desarrolla de acuerdo al designio divino contenido en el núcleo de nuestra célula original.

¿Cómo ocurre? Hay inteligencia dentro de cada célula que lee el plano y, como un maestro constructor, dirige los elementos en el cuerpo a sus lugares asignados. Un patrón se forma y un individuo completamente único comienza a existir.

Pero aún hay más maravilla en nosotros. El ADN de nuestros genes está ¡impreso con la presencia divina! ¡Tenemos la misma mente y naturaleza del Creador del universo en cada célula de nuestro cuerpo! Así como el ADN en nuestras células contiene el plano de nuestras características físicas, también contiene el plano de nuestra divinidad. No hay una célula de nuestro cuerpo que no tenga la huella del Creador. Nacemos con ella. Reconocer esta impronta genética nos ofrece una perspectiva más elevada de las cosas —un mejor sentido de lo infinitamente sagrados que somos y lo sagrado que toda vida es.

“Dios está en nosotros” adquiere un nuevo significado cuando nos damos cuenta que Dios vive en y a través de nosotros. Con la presencia de lo divino impresa en nuestro ADN, no podemos estar separados de Dios— literalmente somos parte de Dios capaces de hacer y de ser mucho más de lo que hacemos y somos actualmente. Ahora es el momento perfecto para reconocer la huella divina y permitirle hacer su voluntad en nosotros.

-Mary-Alice y Richard Jafolla-

Gozo

mayo 11, 2015

enfrentar fe

Gozo 

Vivo en una conciencia gozosa de Dios.

El gozo puede experimentarse de muchas maneras. Algunos momentos alegres son efímeros: una sonrisa, el toque de un ser querido, la belleza de un atardecer. Mas éstos son bendiciones verdaderas. ¿Qué conforma el gozo duradero? Vivir en una conciencia de Dios.

Saber que nunca estoy solo, que Dios me guía por el camino de la vida y que cuento con Su bondad me brinda un gozo profundo. Tener presente que mi cuerpo es un templo divino, lleno de vida sanadora, me da energía y aviva mi júbilo. Confío en Dios y avanzo con confianza. Vivir cada día en una conciencia de Dios, y de Su bien en mi vida, me llena de gran dicha.

Estas cosas os he hablado para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea completo.—Juan 15:11

—————————————————————

Progreso

Cada momento de mi vida es de gran valor.

El viaje de mi vida me lleva por muchos caminos, y mi progreso puede ser medido por lo que he logrado. Sin embargo, mi jornada es más significativa que cualquier resultado o destino. Cada momento es especial y de gran valor. Cada comprensión adquirida aporta a mi crecimiento y desarrollo espiritual.

A lo largo de mi camino tomo conciencia de mi poder, talentos y pasión. Los deseos de mi corazón son regalos de Dios que me hacen avanzar para aprender más y ser quién se supone que sea. Cada día me lleva más cerca de Dios. Al permanecer con la atención centrada en Su presencia, mi viaje es seguro y sagrado. Dios me guía hacia mi mayor bien.

Padres e hijos

mayo 10, 2015

Mayo 2015

Es maravilloso y estar despiertos a su cuidado para que crezcan saludables y equilibrados en la seguridad de que ellos son de Dios y que todas las cosas necesarias vienen a través de ellos y a ellos. Los padres sólo están representando el divino Padre-Madre al recibir y cuidar estos nuevos templos corporales cuyas almas están elaborando las experiencias y mayor desenvolvimiento de las facultades y poderes dados por Dios. Recordar esto quita el sentido de ansiedad y carga y dan gran paz y alegría, conciencia de poder, amor, prosperidad.

Los primeros cinco o seis años de la vida de un individuo son muy importantes, y mantenerle saludable, feliz y ocupado en adecuadas diversiones y trabajo durante este periodo, significa mucho. Está realmente construyendo su fundamento y preparando sus diferentes facultades para el intenso trabajo escolar y otras actividades que han de seguir.

Los padres deben volver su atención a Dios y tratar seriamente de ver como Él ve. Deben ver a sus niños cómo ávidas almas en crecimiento. Deben verlos como individuos, desenvolviendo sus propias facultades y poderes haciendo individualmente aquello que por el momento les parece mejor. Deben dejar que su mente se levante a las alturas desde puedan mirar la vida en una escala mayor, viendo a estas almas no atadas por las convenciones, las opiniones de otros y sus propios e inmediatos problemas, sino como hijos de Dios, aprendiendo por medio de la experiencia, el anhelo, y la inspiración, el camino de la Verdad en la vida. Deben olvidar el presente en lo eterno y regocijarse porque sus hijos han venido a saber el plan de vida de Dios. Estan en el reino de Dios – libres, libres para vivir la vida como ellos la ven. Libres para cambiar cuando sienten que han cometido alguna falta o cuando el presente modo de vida parece deprimir o impedir el progreso. Están libres para sostener sus ideales más altos, seguro de las bendiciones de otros.

Carencia es una palabra que no debes tratar de definir, ni siquiera pensar en ella. Bórrala en tu mente porque es una semilla de pensamiento que se manifestará en tus asuntos de acuerdo con su índole.

La economía consiste en usar sabiamente y de la manera más ventajosa, todos los recursos de la mente, alma y cuerpo, tanto en la provisión manifestada. Debemos usar la sabiduría en todas las cosas. Podemos ser económicos al usar un millón de dólares, tanto como solo un dólar.

La vida es una gloriosa experiencia cuando nos mantenemos libres de negativos, mentirosos 0 indeseables pensamientos y sentimientos. ¿No es maravilloso saber que el alma del hombre está ahora a tono con el amor, la paz y la vida de Dios y que en verdad no necesita agotarse, sus órganos no es necesario que sufran y tampoco tiene faltarle nunca nada?

Padres e hijos pueden pasarse sin excelentes casas, buenos muebles, automóviles y los muchos lujos que se han vuelto hábitos para tantos. Pero todos ellos necesitan una cosa todos los días: tiempo por orar.

La rectitud no es un formalismo de la iglesia o un códice moral, sino la verdadera aplicación en cada momento de las reglas de la Verdad, que nos dan libertad, autoridad, sabiduría, felicidad

y abundancia de buenas cosas para el presente día. El bien que se manifiesta Para nosotros es simplemente el resultado de la acción de nuestros propios pensamientos y fe, sin ningún esfuerzo personal en lo externo.

Algunas veces el Espíritu de sabiduría y amor te inducirá a hacer cosas que tú no puedes razonar y que pueden parecerte si un provecho. Pero cuando estás manifestando en comunión con Dios y realmente confiado y tratando de hacer Su divina voluntad, encontrarás todas las cosas trabajando juntas para tu bien y el bien de tu familia.

El orden divino se expresará en tu trabajo cuando tienes fe en Dios. Tus horas estarán llenas de buen y provechoso trabajo. Encontrarás oportunidad de animar y ayudar a aquellos que el Padre envíe de esa manera, como ves, estarás guardando tu parte de la ley universal de prosperidad y abriendo cauces a través de los cuales vendrá tu mayor bien.

Myrtle Fillmore

Vitaminas de prosperidad en capsulas

mayo 7, 2015

Vitaminas

Tratamiento

Tómelas diariamente para una conciencia de prosperidad saludable.

1. – Mi derecho de nacimiento es la prosperidad.

 La prosperidad o provisión abundante para satisfacer todas las necesidades de nuestra vida es un derecho de nacimiento tal como lo es un cuerpo sano y saludable. Ambos se traen a expresión  estado de  acuerdo con la ley espiritual.

2.- Tengo fe que mi mayor bien se está manifestando ahora.

 Prosperidad es: “ La conciencia de Dios  como la fuente abundante, infalible, siempre a mano, lista  a todo el  que está receptivo a recibir por fe. La diferencia entre prosperidad espiritual y prosperidad material, está en la comprensión que la fuente de provisión infalible inextinguible es la substancia omnipresente del espíritu; el  concepto material es que  la posesión de cosas constituye la prosperidad”. Charles Fillmore en The Revealing Word.

3.-  Mi fe está en Dios como fuente de todo bien

La duda es el mayor obstáculo de la prosperidad. Cuando comienzas a pensar  ¿de qué manera habré de prosperar? ¿De donde vendrá? ¿En que forma lograré lo que necesito? ¿Cómo podrá ser? ¿Qué podrá hacerse con este  lio que he formado?. En esta forma estás siendo tu el obstáculo en tu camino. Tu trabajo consiste  en establecer lasa condiciones perfectas en tu manera de pensar y la ley encontrará un cauce de expresión

4 .- Yo y el Padre (mi fuente y la  de todo bien) somos uno.

Jesús nos enseñó el camino de conocer a Dios y aceptar su bien. Además dijo que esto se lograba saiendo piadoso, ni acpetando un credo determinado , amansando riquezas. El dijo que debíamos estar conscientes  de que Dios es el  bien que buscamos. Dios siempre está con nosotros. Cuando en Verdad  realizamos nuestra unidad con Dios, entonces las cosas son posibles.

5.- No pongo barreras a mi bien.

La mayor limitación que ponemos al bien es creer  que determinada persona, lugar, compañía, institución, cosa es la fuente de nuestro bien. Esto es “adorar a los dioses falsos”, “hacer imágenes de barro”. Adorar quiere decir llamar a algo la fuente de nuestro bien. El primer mandamiento dice: No tendrás dioses ajenos delante de mí, que traducido a prosperidad quiere decir:  “No buscarás otra fuente de provisión sino a Dios”.

Tenemos que decidir dónde vamos a poner nuestra fe (habilidad de aceptar el bien) en cierta gente, cosas, suerte mercado de valores, cierta firma comercial o Dios.

6.- Mi bien viene de Dios a través de muchos canales.   

Debe estar muy claro en nuestra mente entre la fuente y un canal. Cada vez que pensamos en un canal como la fuente, nos limitamos en la demostración de nuestra prosperidad. Cuando una puerta se cierra otra se abre.

-Sicología de la prosperidad –

Luis Alfredo Pérez

Oración para la prosperidad

mayo 4, 2015

El dinero es bueno. El dinero es bueno para mí. Dinero bueno y feliz viene ahora a mí de Dios. Lo uso bien y sabiamente. No hay límites para el dinero que Dios ha de enviarme. No hay límite para todo el bien (dinero, amor, salud, felicidad, paz mental, energía, gozo, fe, sabiduría, paciencia…) que Dios tiene para mí  ahora. Viene a mí fácilmente, sin esfuerzo ahora.

Nada es demasiado bueno para mí, y para ocurrirme a mí.

Nada es demasiado bueno para no durarme a mí. Gracia Padre porque esto es así. Gracias por tu bien duradero.

Sí, todo lo que el padre tiene es mío. Soy verdaderamente Su heredero y puedo tener mi herencia ahora, sin demora. Hay abundancia y más en todas partes. Yo alabo mi bien, lo bendigo y doy gracias por toda la rica abundancia que es mía como hijo de Dios.

Todas las cosas vienen de Dios y Yo soy heredero de todo lo que él posee.

Dios te conceda Prosperidad y te bendiga en todos tus caminos.

Poder

mayo 2, 2015

Hoja 1Poder 2

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.082 seguidores