Skip to content

“Llave Número Ocho”

noviembre 26, 2017


  Resultado de imagen para navidad uvas

Usa lo mejor y siempre tendrás lo mejor

¿Acaso no conoces a alguien que tiene el ropero repleto de ropa pero nunca la usa?

Su buena ropa se envejece guardándola para el futuro, y antes de ser usada pasa de moda. Mucha gente les dice a sus hijos que usen lo más malo y guarden lo más bueno o que usen lo viejo y guarden lo nuevo. Esta no es la manera de prosperar.

Mientras un joven estaba comiendo uva, pasaba un rabino y éste le preguntó: ¿Debo guardar las mejores uvas para lo último? El rabino lo sorprendió diciéndole: “Come primero lo mejor y siempre tendrás y comerás lo mejor”.

Esto trabaja en todas las áreas. Conozco a un hombre que tiene mucho dinero pero cuando viaja en carro se hospeda en los hoteles más baratos que encuentra, lugares sucios, rotos, deteriorados y malos vecindarios. Aparentemente eso era lo que aceptaba para él porque no tenía una conciencia de prosperidad, y no podía disfrutar de lo que tenía.

Todos conocemos personas que se eximen a través de su vida de todo para poder disfrutar cuando se retiren. Pero a los sesenta y cinco años la tensión de una vida limitada las llevan a desarrollar problemas de salud por lo cual quedan imposibilitados de viajar.

Usa lo mejor que tienes y siempre tendrás lo mejor, porque has edificado una conciencia de prosperidad para vivir.

 

  Afirmación diaria: Mi padre es un millonario. El desea para mí lo mejor. El desea que yo viaje en primera clase. Yo acepto lo mejor y uso lo mejor sin culpa ni remordimiento.

Anuncios

“Llave Número Siete”

noviembre 24, 2017

           Espera lo mejor y obtendrás lo mejor       

Después de recibir miles de cartas dando testimonio comenzamos el programa de prosperidad hace unos años atrás, sólo recuerdo uno que enfáticamente testificaba: Esto no trabaja para mí y tengo claro el porqué. Yo no espero nada, escribió y nunca me he frustrado. ¿Esto les dice algo? a mi sí. Debemos esperar lo mejor para recibir lo mejor. Comencemos por reconocer que la conciencia es lo único que crea. Si tienes una conciencia de éxito. Lo que aceptas para ti, eso experimentarás. Si deseas prosperar acepta que la prosperidad es un asunto de tener y mantener una conciencia de prosperidad. Una vez hayas establecido una conciencia de prosperidad, nada ni nadie podrá quitarte lo que es tuyo, y nunca te cerrarás a una cosa buena. Inclusive si pierdes algo a través de una catástrofe como fuego, inundaciones o robo, en alguna forma todo será restablecido para ti. Debes comenzar de nuevo pero tarde o temprano mirarás alrededor y notarás que has vuelto a conseguir de forma atractiva todo o más de lo que  tenías antes.

Todo lo que reclames para ti por derecho de conciencia aparecerá de tu sustancia mental a la manifestación. El Dr. Arturo Addington llama a esto sustancia mental y esto es lo que realmente es, la sustancia de la cual el mundo manifestado fue hecho. Espera lo mejor y obtendrás lo mejor. Espera prosperidad  y esta aparecerá. 

  Afirmación diaria: El bien divino vive alrededor de mí y se expresa a través de mí. Yo soy el centro del bien, yo espero lo mejor y recibo lo mejor. Sólo el bien emana de mi solo y sólo el bien retorna a mí.

“Llave Número Seis”

noviembre 23, 2017

 

Dad y se os dará 

 Jesús estableció esta ley de la vida cuando dijo: Dad y se os dará medida llena, apretada, remecida se os dará y con la misma medida se os medirá y aún mayor.” ¿Qué debes dar? – ¿Qué es lo que tienes? Da libremente de tu tiempo, de tu sabiduría, de tu capacidad, de tu labor, de tus talentos, y por supuesto de tu dinero y siéntete libre de ayudar a otros.

Comienza dando tu tiempo, enseñando en la Escuela Dominical, sirve de ujier en tu iglesia, ayuda en la comunidad. Todo lo que des debes darlo libre y gozosamente. No guardes libros de mentalismos para ver si lo que das se te devuelve. Confía que la vida te devuelve lo que das abundantemente. Recuerda: Nunca puedes estancar a Dios, tú no puedes dar por dar; me recuerda el dicho que John Bunyon  nos dijo: Había un hombre que llamaban el maniático que mientras más daba más tenía, estamos hablando de la ley de la vida. No como parte de algo, pero dando desde la fuente de la vida infinita. Cuando damos desde la fuente encontramos que mientras más damos, más podemos extraer de la fuente. Ustedes deben recordar las antiguas bombas de agua y se acuerdan como la usaban para que llegara a la profundidad y la alimentaban con un poco de agua para que comenzara a extraer el líquido. Esto se conocía como el arrastre de la bomba. La bomba se rehusaba dar agua mientras no fuera alimentada. Esto es más o menos como la vida trabaja. Primero damos  y luego la vida nos da la medida llena, apretada, remecida hasta desbordarse. Siempre obtenemos más de lo que damos.

  Afirmación diaria: Yo doy sin escatimar a la vida. Extrayendo siempre de la fuente infinita. Yo doy gozosamente con una conciencia de abundancia.

“Llave Número Cinco”

noviembre 21, 2017

 Resultado de imagen para estafa

 

 

Nuestra prosperidad no depende de otros

 

 Hay mucha  gente que cree que la única forma de prosperar es buscando la manera e importancia de depender del dinero de otros.

Esta falacia implica separación de la vida y dicha gente pasa la vida amparados en lo que ellos pueden tomar de  otros.

Es un gran error tratar de obtener algo por nada; por ejemplo Freddy el embaucador nunca mantenía dinero en su billetera. Cuando le tocaba el turno de pagar algo buscaba la manera de embaucar e impresionar para obtener algo a expensas de alguien. El tomaba frecuentemente prestado de sus amigos pero nunca intentaba pagar. El pensaba que de esta manera podía continuar viviendo pero sin pensar que esto lo llevaría al norte de su pobreza. Pensaba para sí como obtener algo sin aportar nada. Siempre buscaba alguien que tuviera dinero para que pagara el almuerzo. Se creía un astuto y ganador, sin darse cuenta que estaba perdiendo, edificando para sí una conciencia de pobreza y estaba estableciendo en sí, mentalmente su futuro de esta manera. No puedo tomar esto para mí. Tener que depender de otros el pago de mí corto vivir.

Si Freddy sólo supiera que es tan fácil ser generoso y pagar los propios gastos, el mantendría la cartera llena.

Nuestra prosperidad no depende de otros. No necesitamos forzar o mendigar nuestra prosperidad de otros. Ni siquiera necesitamos heredarla. Conocí a un muchacho que se empobrecía esperando que su padre rico se muriera, pero el mantenía más vivo que nunca y melancólico exclama de su hijo: El joven tiene un gran potencial

 

  Afirmación diaria: Dios es el proveedor y la fuente infinita dentro de mí. Todo lo que necesito fluye a mí. Me atrevo a dar generosamente porque sé que nunca puedo estancar a Dios.

“Llave Número Cuatro”

noviembre 20, 2017

 

Resultado de imagen para jefe de ventas

Muévete confiado hacia los deseos de tu corazón.

 Uno de los bloqueos más comunes con los que tropezamos en cuanto a la prosperidad es cerrarnos a nuestras propias motivaciones. Comienza un programa con el que te acomodes fácilmente. He aquí un juego, que lo puedes jugar tu, será de gran valor para ti en tu sendero hacia la prosperidad. Esto se puede aplicar a cualquier negocio o profesión. Es muy útil en las ventas, dónde la motivación es absolutamente esencial. He aquí la forma de hacerlo: Imagínate tu mismo como el jefe de ventas entrenando a tus vendedores principales: lo que deberían hacer al día siguiente. Escribe en detalles tu orientación para tus vendedores principales lo complicado del territorio, sus clientes, su presentación de ventas y mucho más. Al día siguiente sin pensar en nada más, tomas estas orientaciones y ejecútalas para ti mismo.

No te desvíes de las instrucciones que has escrito para el día anterior. Mucha gente gasta el tiempo sin obtener un peso. Aprende a ser tu propio motivador y confiadamente sigue los deseos de tu corazón.

Al escribir tus instrucciones por anticipado tendrás que pensar en cosas que a  través de estas, eres guiado a ver buenos resultados. Esta es una gran manera de motivarte a ti mismo. No dependas de nadie para tu motivación. Tú eres el capitán del barco. No le entregues a nadie que no sea Dios, tu liderazgo.

 

  Afirmación diaria: Todo el poder y la inteligencia de Dios está expresada en mí. Me muevo confiado hacia los deseos de m corazón. Confío en la vida creativa. Creo en su creatividad. Todo lo que necesito está aquí donde estoy

 

 

“Llave Número Tres”

noviembre 18, 2017

 

A lo que decides poner atención, esto crece y se multiplica

 

Lo que se contempla en el Espíritu se manifiesta “y dijo Dios: hágase la luz”. Dios en ti es el espíritu individualizado. Dios crea a través de ti todo aquello a lo que pones atención. Todo lo que te propones hacer, se vuelve ley en tu ser. Todo lo que contemplas, surge a manifestación. Es tu decisión. Tú puedes pensar en prosperidad o pensar en pobreza.

Esto es como el agricultor que escoge la mejor semilla que ha de sembrar. Hay que ser cuidadoso de lo que se planta en la mente porque esto crece y se multiplica. En lo que centras tu atención lo traes a manifestación. La manifestación es el principio activo en acción trabajando. No tienes que hacer nada acerca de esto excepto dejar a Dios crear a través de ti, una vez escogido la buena semilla y la hayas plantado. El agricultor no hace nada para que la semilla nazca y crezca. El únicamente planta la semilla. En la misma forma tu plantas la semilla del pensamiento descansando y sabiendo que la cosecha (abundancia) aparece en el tiempo perfecto y de perfecta manera confiando.

   Afirmación diaria:  Elimino  y saco todo pensamiento de escasez, escojo poner la atención en la abundancia y prosperar lo suficiente para mantener, dar y compartir.

“Llave Número Dos”

noviembre 10, 2017

 

Resultado de imagen para la viuda y el profeta

Comienza en donde estas y con lo que tienes

 

Comienza en donde estás y con lo que tienes ¿Pero dices que no tienes nada? Esto fue lo que la viuda le dijo al Profeta Eliseo cuando él le preguntó, que era lo que ella tenía en su casa: “No tengo nada” “Pero acá algo debes tener, el profeta le replicó”

Finalmente ella admitió que tenía una vasija de aceite. Inmediatamente el Gran Profeta le dijo que comenzara con lo que tenía. Ella recibió la recomendación de enviar a sus hijos a prestar todas las vasijas que más pudiera y todas fueron llenas de la pequeña porción de aceite y cuando no quedaba ni una vasija vacía el aceite dejó de fluir. Y sabes una cosa, el aceite no paraba mientras habían vasijas. Luego Eliseo le dijo a la viuda que vendiera el aceite y pagara sus deudas y que viviera con sus hijos con el resto del dinero.

Aquí hay una gran lección. Las vasijas que ellos prestaron representa la medida de la fe. Prestaron todas las vasijas de acuerdo al aceite que fluía; así es en nosotros, establecemos nuestras propias limitaciones. Puedes tomar una copa o un balde y llenarlo de agua de mar, el mar no pregunta el tamaño de la vasija, ni tampoco el mar de tu conciencia te pregunta el tamaño de tu fe; de acuerdo a la medida de tu conciencia es la medida para ti: ¿Qué es lo que tienes?. Aquí donde estás hay una mina de recursos más valiosos que el oro. Tú tienes una imaginación creativa, tú tienes una intuición que te guía a la creatividad y a edificar bellos edificios y a pintar hermosos cuadros; dentro de ti hay una rica reserva de amor y comprensión que puede superar cualquier problema y una inspiración que puede mover corazones humanos como también montañas, comienza con lo que tienes y muévete confiado hacia adelante.

 

  Afirmación diaria:  La presencia de Dios en el centro de mi ser satisface todas mis necesidades ¡Mi copa esta rebosante!